jueves, 26 de agosto de 2010

El cementerio más hermoso de Chile.

Aquí entre mausoleos y cipreses puedes sentir el aroma lejano de la delicadeza y el orden Europeo.


 Fue fundado en 1894, los pórticos no fueron construidos hasta 1919 por donación de Sara Braun (perteneciente a una de las familias más opulentas de comienzos de siglo en Sudamérica), en el interior destacan los mausoleos de las familias Menendez-Behety; Braun; Blanchard; Kusanovic; Menénedez-Montes, así como también algunas instituciones importantes de la época y extranjeros que visitaron la región y hoy descansan en el cementerio.


Junto con la navegación por el Estrecho de Magallanes y la visita al museo Maggiorino Borgatello esta es una de las cosas que no puedes dejar de hacer cuando visitas Punta Arenas, es que su belleza arquitectónica, su orden y la historias que yacen enterradas en él, lo hacen un lugar incluido en todos los tours programados y un paso obligado para los turistas que viajan sin reservas.

“El cementerio municipal de Punta Arenas es una pieza única, una pequeña joya arquitectónica y cultural incrustada en el final del continente Americano.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada